mayo 26, 2024

¿Qué es el síndrome de Asperger y cómo convivir con una persona con este síndrome?

Compartir

Psicólogo Luis Jaime Sunderland López                                                psic.luissunderland@gmail.com

Este síndrome Asperger (SA) es un trastorno del neurodesarrollo con base genética que se manifiesta a edades tempranas y su principal característica es la dificultad para relacionarse con los demás. Hoy en día no se conoce como enfermedad sino como condición de vida. En México, aproximadamente 120 mil personas viven con esta condición; la mitad de ellas llega a la edad adulta sin diagnóstico. Entre más eficaz, mejor abordaje terapéutico y precoz sea el diagnostico, mejor pronostico se tendrá. Actualmente no es posible determinar una causa única del Trastorno del Espectro Autista. Pese a que se atribuye a diferentes factores, la teoría más aceptada es que su causa principal es biológica.

No existen diferencias físicas e intelectuales entre quienes padecen Asperger y quienes no, incluso en lo que se refiere a la inteligencia, en algunos casos es superior a la media. En este sentido, destacan Bill Gates o Einstein, de quienes se dice que tenían este trastorno. A menudo muestran habilidades especiales en áreas concretas, ya que presentan intereses restringidos, y en este sentido es habitual encontrar personas con este perfil en el mundo de las matemáticas o la ingeniería. Para las personas con Asperger es imprescindible saber qué les sucede Comprenderse a sí mismos es clave para comprender a los demás es clave para quienes sufren Síndrome de Asperger y sus familias y cuanto antes, mejor. Detectarlo a tiempo es clave para ser felices y poder abordar sus necesidades.

Características Asperger:

  • Dificultad para la interacción social y carencia de habilidades sociales. Pese a que muestren motivación hacia estas
  • Dificultad para expresar y canalizar emociones e interpretar las de los demás
  • Dificultad en el uso del lenguaje, que entienden de manera literal
  • Uso de conductas repetitivas y estereotipadas
  • Restricción de intereses limitados a ámbitos muy específicos
  • Exagerada dependencia de rutinas y hábitos cotidianos
  • Dificultad motora, en algunos casos
  • Alta intolerancia al cambio o la frustración
  • Además, se debe hacer referencia a la Teoría de la Mente, puesto que tienen dificultades en comprender e inferir los estados mentales de los demás de forma flexible y contextual.
  • Ansiedad y depresión posible en la adolescencia.

¿Se puede curar el síndrome Asperger?

Se pueden llevar a cabo intervenciones que permitan a quienes tienen SA, auto conocerse, fomentar la introspección emocional y adquirir habilidades que les permitan desenvolverse en el día a día, además de facilitar herramientas a las familias y al entorno para que la relación sea mejor, ya que uno de los problemas fundamentales se manifiesta en las relaciones sociales.

¿Cómo puedes mejorar tu relación con una persona con Asperger?

La mejor forma de ayudar es practicar la empatía y trabajar la identificación y gestión emocional.

  • Ponte en su lugar y entiende cómo es superar el día a día social con sus características. Empatiza con su experiencia.
  • Interésate por aquello que le importa.
  • Explícale conceptos que, aunque para ti sean obvios, para ellos y ellas no lo son. Recuerda que una de sus características es no comprender los dobles sentidos ni las metáforas. lo que hemos llamado “literalidad”. Utiliza un lenguaje directo.
  • Comprenden el mundo de una forma diferente. Adáptate, no es un capricho.
  • Entiende su necesidad de establecer rutinas, sé flexible.
  • Ante la duda, pregunta qué necesitan.
  • Ofrecer un espacio estructurado y, en la medida de lo posible, predecir los estímulos que puedan alterar su tranquilidad como los ruidos, los olores fuertes, la resonancia del ambiente, la presencia de muchas personas en el mismo espacio.
  • Al momento del ‘saludo y despedida’ adecuarse a sus características, tal vez, evitando acercarse demasiado y/o abordarlos con demasiado énfasis pues, se sabe que algunos no toleran ser abrazados o recibir un beso.
  • Considerar sus opiniones y sugerencias frente a diferentes situaciones como: salida a comer, planificar un paseo, escoger ropa apropiada para un evento, etc.
  • Aceptar sus temas de interés y sutilmente explicarle que debe hacer cambios en los temas de conversación, como, por ejemplo: “me gusta mucho lo que me estás contando, que te parece si después del almuerzo lo continuamos”.
  • Hacerles sentir que sus acciones o consejos son de gran ayuda para nuestra vida. Por lo general, tienen pocas oportunidades de sentirse útiles frente a los demás. No debemos olvidar que una amistad es una relación reciproca que permite ayudarnos, ayudar y celebrar juntos nuestros logros y felicidad.
  • Si está empleando un alto volumen en su voz, indicarle amablemente que, en el lugar donde se encuentran, es preciso bajar la intensidad de la voz.
  • No olvidar que este aprendizaje social dependerá de qué tanto y cómo le enseñemos las estrategias interpersonales. Al lograr una amistad, ellos verán en nosotros un modelo a seguir, por lo tanto, es importante y valioso aprovechar todo momento de interacción y compartir que de seguro garantizaría el desarrollo de sus habilidades sociales.

La inclusión es el corazón del bienestar y el desarrollo personal. La aceptación, el apoyo y el amor incondicional son pilares de esta inclusión que debe ser cultivada desde el hogar y desde los lugares significativos de la persona.

Psicólogo Luis Jaime Sunderland López

psic.luissunderland@gmail.com

About The Author

Related posts

Deja un comentario