febrero 27, 2024

De la flexibilidad laboral a la descentralización de las oportunidades de carrera en TI en México

Compartir

Por Vassilis Constantopoulos, vicepresidente Senior y Gerente General de la Unidad de Negocios de Alta Tecnología en Mphasis.

– En los años posteriores a la pandemia se han producido diversos cambios positivos en el panorama tecnológico de México, siendo la última tendencia una descentralización significativa de las oportunidades de carrera en TI en el país. La situación actual es en parte el resultado de que los profesionales de la tecnología están apostando por la adopción de modelos de trabajo híbridos y remotos establecidos durante la pandemia. Esta tendencia está contribuyendo a una mayor fragmentación, que se extiende más allá de los centros tecnológicos regionales que han surgido en los últimos años.

De acuerdo con el Reporte del Mercado Laboral de TI México 2023, cuando se trata de su ambiente de trabajo ideal, el 47.6% de los profesionales de la tecnología han expresado una clara preferencia por el trabajo remoto, frente a un 44.7% de los que optarían por un modelo híbrido y un 7.6% que preferiría un esquema de trabajo presencial. Es decir, un 92.3% de los especialistas en tecnología buscan una mayor flexibilidad laboral por parte de los empleadores, fenómeno que, como se mencionó anteriormente, ya está dando lugar a nuevos hubs tecnológicos en México.

La Ciudad de México, junto con Jalisco, Nuevo León y Querétaro (algunos de los nuevos centros de innovación tecnológica de México) encabezan la lista de entidades con más vacantes disponibles en el sector TI. Sin embargo, es importante destacar el impacto del trabajo remoto en la distribución de vacantes tecnológicas. En 2022, el 23,53% de las vacantes de TI en el país se ofrecían como modelo de trabajo remoto.

La misma encuesta destacó que “la oportunidad de crecimiento y desarrollo profesional” es crucial a la hora de elegir un nuevo empleador. El 78,28% de los especialistas en tecnología califican este aspecto como el más importante a la hora de evaluar un cambio de trabajo, seguido de la remuneración económica (67,25%), los retos profesionales que les supongan un desafío diario (66,27%), tener un buen ambiente de trabajo (62,88%), y los beneficios (61,35%).

La empresa de servicios informáticos Mphasis, con oficinas en Guadalajara, también realizó una encuesta para conocer la opinión de los estudiantes mexicanos de ambos sexos sobre el futuro del trabajo en la educación STEM. Esta encuesta reveló que el 68,3% de los encuestados invierten tanto en sus carreras como en sus pasiones o relaciones familiares, mientras que el 68,3% de los estudiantes mexicanos también describen el trabajo como “una extensión natural de (su) experiencia de vida”. Además, más de una cuarta parte (26,2%) considera el “equilibrio entre la vida laboral y personal” como un factor decisivo a la hora de seleccionar una carrera, y el 21,9% daría prioridad a la oportunidad de “adaptar el papel a su personalidad” o a un alto nivel de “autonomía personal” como factores decisivos a la hora de elegir trabajo.

A medida que aumenta la demanda de trabajo híbrido y remoto, junto con las altas expectativas de los empleados en cuanto a satisfacción laboral y entornos de trabajo positivos, Mphasis cree que las empresas con sede en México o que buscan contratar talento local deben responder a estas demandas ofreciendo un modelo de trabajo “Hybrid-First”. Este cambio estratégico hacia entornos de trabajo más adaptables se ha traducido en un aumento de la satisfacción y la productividad de los empleados. Esto es particularmente notable entre los trabajadores más jóvenes, que han demostrado habilidades de innovación y aprendizaje autodirigido, sobresaliendo tanto en entornos de equipo remotos como presenciales.

Además, el estudio de Mphasis mostró que el 85,1% de los estudiantes mexicanos considera que los rasgos humanos serán más importantes en los entornos de trabajo, especialmente con la llegada de las nuevas tecnologías.

No obstante, las empresas tecnológicas aún enfrentan un reto importante: asegurar que se lleva a cabo una implementación adecuada de estas nuevas tecnologías sin desplazar por completo las aportaciones humanas. Al final, todo se reduce a utilizar la tecnología para reforzar el “toque humano” y las capacidades de los individuos en lugar de conducir a la alienación en el lugar de trabajo.

About The Author

Related posts