abril 23, 2024

Exponen abusos a migrantes de patrulla fronteriza de EU

Compartir

Daniel Lee

En un llamado enérgico para obtener justicia, Norma Lam Gallegos, viuda de Guillermo Arévalo; Taide Elena, abuela y Andrea Elena, hermana de José Antonio Elena Rodríguez, narraron cómo murieron sus familiares a manos de la Patrulla Fronteriza, quienes, en violación de los tratados internacionales de derechos humanos, les dispararon desde la frontera de Estados Unidos hacia México, apagando la vida de dos personas que no buscaban cruzar al país del norte. 

A casi 10 años de estas tragedias, los responsables siguen en libertad y cuentan con la protección de las autoridades estadounidenses. Lilian Serrano, directora de la Coalición de Comunidades de la Frontera Sur (Southern Border Communities Coalition, SBCC), explicó el contexto de violencia que se vive en las zonas fronterizas estadounidenses.

“Desde 2010 nuestra Coalición ha registrado 278 asesinatos, mientras que las propias cifras del gobierno tienen registrados en promedio 3 incidentes de uso de la fuerza por día. En los cerca de 100 años de existencia de la agencia, ningún agente ha sido responsabilizado por estos incidentes, ya que sus políticas están hechas para proteger a los agentes y no la vida humana”.

Nora Isabel Lam Gallegos, viuda de Guillermo Arévalo Pedraza, narró el sentimiento de impotencia que la invade cada que recuerda el día en que su esposo fue asesinado por un agente de la Patrulla Fronteriza mientras él y su familia se encontraba en un parque junto al Río Bravo haciendo una carne asada. “Ese día mi esposo nos estaba festejando a mis hijas y a mi nuestros cumpleaños, de repente escuchamos las lanchas de la policía fronteriza y después hubo balazos, cuando vi hacia atrás, mi esposo estaba tirado, le habían disparado…”

Por su parte, Taide Elena, abuela materna de José Antonio Elena Rodríguez, joven de 16 años asesinado por el agente de la Patrulla Fronteriza Lonni Schwartz, cuando iba camino a su casa por una vía paralela a la valla que limita la frontera en Nogales, Sonora aseguró que: “este hombre tiró 30 balazos a México, descargó y volvió a cargar.  Desgraciadamente le tocó a mi nieto, que su único pecado fue estar ahí, le dio 10 balazos por la espalda”.

Para concluir, Andrea Guerrero, Directora Ejecutiva de Alliance San Diego, anunció que como parte de las acciones de la campaña “Empieza con Dignidad”, en octubre próximo viajará a Ginebra, Suiza, con miembros de su organización para presentar ante la ONU tres reportes en los que se evidencia la impunidad y violencia de Estado ejercida por el gobierno estadounidense. 

Resaltó que uno de los casos más emblemáticos de estos abusos es el de Anastasio Hernández Rojas, quien murió en manos de policías estadounidenses. Además, hizo un llamado a firmar la petición dirigida al presidente Biden que, en el marco del 75 Aniversario de la Declaración Universal de los Derechos Humanos de Naciones Unidas, se comprometa a impulsar un cambio legal y político que ponga un alto a la impunidad de las fuerzas del orden en ese país.

About The Author

Related posts