julio 22, 2024

Educando la educación: Testamento, el gran pendiente en la cultura de previsión

Compartir

Orlando Linares López

En México, a pesar de que la mayoría de las personas consideran que es muy importante realizar su testamento, solo tres de cada diez mexicanos, cuenta con este documento en el que expresa su voluntad sobre qué y quién heredará sus bienes y/o responsabilidades.

Éste, a decir de los notarios públicos, es un tema que muchos evadimos y que cuando se nos recomienda hacerlo actuamos a la defensiva y lo posponemos creyendo que nunca nos va a pasar nada, no obstante que a cada rato bromeamos en torno a la muerte.

La escasa cultura de previsión demuestra que, tras el fallecimiento de una gran cantidad de personas sin testamento, se propician conflictos, rupturas familiares y complicaciones para disfrutar de su patrimonio o responsabilidades.

Somos una sociedad donde el 70% de las personas carece de testamento, principalmente, por desidia o porque supone que tramitarlo es costoso.

Sea esta una invitación para aprovechar la ampliación de la campaña “Septiembre, mes del Testamento” que anualmente, desde 2003, la Secretaría de Gobernación (Segob) del Gobierno Federal y el Colegio Nacional del Notariado Mexicano (CNNM), realiza para promover la cultura del testamento y todas las ventajas que conlleva hacerlo en vida, al tiempo que se apoya a las personas con descuentos en este trámite.

Los beneficios de la campaña “Mes del Testamento”, continuarán en octubre y algunas entidades lo han anunciado hasta diciembre de 2023 a fin de sensibilizar sobre la importancia de contar con un documento donde se establezca cómo será el reparto de su herencia.

Durante este tiempo, muchas notarías continuarán con la ampliación de sus horarios de atención y el compromiso de brindar asesoría gratuita en materia testamentaria y reducir sus costos, en algunos casos puede ser hasta gratuito.

El testamento se define como la declaración voluntaria de una persona expresando lo que quiere que se haga con sus bienes después de su fallecimiento; no es exclusivo de las personas con hijos; puede no ser definitivo, ya que el testador puede modificarlo las veces que desee (en ese caso, el último testamento invalida al anterior o anteriores); se realiza de manera personal; es una acción libre que expresa la decisión de a quién heredar, cuándo y bajo qué condiciones.

Hacer un testamento evita gastos mayores, pérdida de tiempo, problemas familiares o juicios costosos, tediosos y largos. Sin un testamento el patrimonio de las personas queda sujeto a un juicio sucesorio intestamentario para determinar su repartición.

El testamento puede referir no solo a cuestiones patrimoniales, también hay situaciones donde se debe contemplar la responsabilidad de menores de edad, es decir, establecer quién será su tutor testamentario y evitar problemas o disputas.

Actualmente, la mayor parte de quienes acuden a hacer su testamento son personas mayores de 60 años.

Lo que buscan las campañas es no esperar a ser un adulto mayor, tampoco contar con un cúmulo bienes, lo ideal para hacer un testamento es la plenitud de las facultades y sentidos, sin depender de alguien y consciente de que la vida puede acabarse en cualquier momento.

Al respecto, en estados como: Chihuahua, Coahuila, Puebla, Quintana Roo, Sinaloa, Tabasco y Tlaxcala, una persona con 14 años de edad puede realizar su testamento.

En Jalisco y Michoacán, la edad mínima para testar es de 18 años de edad.

En las restantes 23 entidades del país se requiere tener al menos 16 años de edad para llevar a cabo un testamento.

De igual manera, en Chihuahua, Coahuila, Michoacán, Morelos, Oaxaca, Tabasco, Tlaxcala y Zacatecas, para realizar el testamento se requieren 3 testigos. Aguascalientes, Baja California y Yucatán, piden 2 testigos. En el resto del país solo se requieren testigos cuando el testador: no sabe leer, escribir o firmar, que no hable español o tenga alguna discapacidad visual o auditiva.

Ante la realidad donde muchas familias se rompen por cuestión de testamentos, falta de acuerdos o disputas patrimoniales, con el lema: “Haz memoria, prevé el destino de tu patrimonio y recuerda hacer tu testamento”, el gobierno de México llama a no dejar pasar la campaña 2023.

Además de ser necesario, un testamento es tarea sencilla si se hace con tiempo, y sobre todo con la asesoría legal para tener certeza su tipo, su contenido y condiciones, ya que debe ser un traje a la medida y la herramienta que asegure la tranquilidad de las personas, su patrimonio y su familia.

About The Author

Related posts